Menu
RSS

¿Es sano controlar las emociones?

Es sano controlar las emociones?Hay palabras que a uno le hacen click, vibran con uno, y existen otras que por el contrario, te producen ruido al escucharlas o leerlas.  Esto último me ocurre con el tema de “controlar las emociones” como manera de erradicar el sufrimiento de nuestra vida.

A mí particularmente no me gusta mucho utilizar el término controlar, cuando a emociones se refiere, porque para mí implica perdernos la oportunidad de aprendizaje y desarrollo emocional que una determinada circunstancia o vivencia nos pueda estar regalando.

Dejar de sufrir no significa que dejemos de sentir dolor o que pretendamos que este no exista. Por el contrario, cuanto más nos empeñemos en negarlo más sufrimiento se genera en nosotros.

¿Implica esto que si alguien o algo me hiere, no puedo o no debo sentirme herido(a)?

No se trata de negar la emoción, se trata de trabajar con el hecho de “sentirse herido” que es algo muy diferente y que es lo que realmente conlleva al sufrimiento. Si nos damos el permiso de experimentar plenamente las sensaciones y el pensamiento, entonces el “sentirse herido”, ese dolor totalmente humano y muchas veces irracional, o esa tristeza profunda que sentimos en ese momento… ¡se esfumará!

Cuando un pensamiento de rabia llega a nuestra mente es casi imposible decir sencillamente: “voy a deshacerme de él”, “no quiero sentir apego por este dolor”…así no funciona. De esta manera quizás estarás creando un “monstruo” al cual tu ego se encargará de alimentar y lo más probable es que todo ese dolor, toda esa rabia, aflore en algún momento de tu vida, quizás manifestándose en forma de enfermedad.

Podemos llorar, podemos sentir rabia y también miedo, son emociones totalmente humanas. Pero hay una diferencia entre llorar solamente y dramatizar la tristeza o el temor o la ira. Entendiendo por dramatizar el agregarle calificativos, magnificar el dolor y, por supuesto, actuar desde el papel de víctimas que a nuestro ego le encanta. Por lo tanto la clave para deshacernos del dolor, es reconocer que algo nos ha herido, pero no engancharnos en el drama, porque cuando dramatizamos nuestras emociones, sencillamente lo que estamos haciendo es enmascararlas y generar más dolor.

A continuación algunas claves que te pueden servir para manejar adecuadamente tus respuestas emocionales justo en la situación y el momento en que se dispara la reacción:

1. Tómate tu tiempo para desprenderte de la situación que te está causando dolor. Haz una pausa para que te puedas calmar y no actúes por impulso. Respira profundo, cuenta hasta diez antes de actuar y si tienes que llegar a 20… ¡vale también!

2. Apártate de las personas con las que te sientes disgustado, decepcionado o triste, hasta que tu frustración o tu dolor haya disminuido, así evitarás quedarte enganchado en la situación. Pero recuerda: sin dramatizar, sin buscar culpables.

3. Cuando te hayas relajado, expresa tus emociones de forma tranquila. Incluso establece un diálogo contigo mismo tratando de indagar hacia atrás qué te hizo reaccionar de determinada manera y por qué. Esto puede ser muy beneficioso.

4. Una buena sesión de ejercicio o de yoga, una caminata, pueden ser de gran ayuda para canalizar tus emociones y liberar toda esa energía.

5. En lugar de concentrarte en el problema, piensa en las soluciones que le puedes dar. Activa tu lado creativo y ponte en acción para hallar una salida o una nueva forma de manejar la situación.

“Cuando surja la emoción, no le tengas miedo, no la rechaces ni la ignores. Siéntela, identifícala, pero no permitas que se adueñe de ti. En el momento que haces esto, ya te has hecho consciente. La emoción seguirá ahí, pero ya no te puede controlar”. SANAR ES UNA ELECCIÓN, Pág. 53.

primi sui motori con e-max

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios (4)

  • Invitado - Antonio

    Hola:

    Super-interesante tu artículo.

    De hecho, me encanta el sentido y la importancia que les das a las emociones. A mí, particularmente, la inteligencia emocional, es fundamental y clave en el éxito de cualquier acción que emprendas en tu vida, porque de hecho es de lo que se sustenta el ser humano, de lo que vive, y en lo que basa su modelo de existencia.

    Un saludo
    www.elexitoenvida.com

    hace cerca de 2 años
  • Invitado - María Antonieta

    El artículo es muy profundo y directo, particularmente creo que soy de las personas que no puedo controlar mis emociones, y esto trae consigo consecuencias nefastas que no gustan a los demás menos a mi y me deprimo ... voy a trabajar con el hecho de “sentirme herida” y experimentaré de manera distinta mis emociones.
    Gracias compartiré el valioso articulo.

    hace cerca de 2 años
  • Invitado - gerardiux

    hola, gracias por la nota, para mi era muy facil controlar las emociones, bloquearme y seguir con mi vida ordinaria, pero despues de una relación que tuve, cambio todo, hoy estoy aprendiendo a sentir mis emociones y aunque ella se ha ido y la estraño mucho, tengo buenos recuerdos y no dejo de tener la esperanza de que algún día remoto ella pueda volver, no estoy obsesonado con su regreso, pero ya disfruto de mis emociones y a expresarlas

    hace cerca de 2 años
  • Invitado - nelidaiglesias

    maravillada, me llega al alma!!!!!!!!!!!

    hace cerca de 2 años
 

Ser Felices

Biblioteca

Especialidades

Terapias Complementarias

Espacio Espiritual

Redes Sociales