Menu
RSS

Mientras dormimos

Mientras dormimosSi el sueño fuera (como dicen) una tregua, un puro reposo de la mente, ¿por qué, si te despiertan bruscamente, sientes que te han robado una fortuna? ¿Por qué es tan triste madrugar? La hora nos despoja de un don inconcebible, tan íntimo que sólo es traducible en un sopor que la vigilia dora de sueños,

que bien pueden ser reflejos truncos de los tesoros de la sombra, de un orbe intemporal que no se nombra y que el día deforma en sus espejos. ¿Quién serás esta noche en el oscuro sueño, del otro lado de su muro? Jose Luis Borges

¿Qué son los sueños? ¿Para qué sirven? ¿Por qué soñamos?

Estas y muchas preguntas más surgen cuando nos detenemos a pensar en esa dimensión tan vasta y misteriosa de nuestra existencia.

Los sueños han sido objeto de reverencia, culto, oráculo y también fuente de interminable investigación a lo largo de la historia.

A través de las investigaciones científicas se descubrió que el soñar es tan necesario como el dormir. Todos soñamos. Si no lo hiciéramos, tendríamos casi las mismas consecuencias que si no durmiéramos.

Algunos recordamos lo que soñamos, otros no.

En lo que respecta a su importancia a través de la historia, se sabe que los griegos, por ejemplo,  creían que los sueños eran mensajes que los dioses enviaban a los humanos.  De todos ellos, el más conocido es Morfeo, líder de los “oniros” (así se llamaba a estos dioses) quien en los sueños toma forma humana.

Desde las diferentes corrientes psicológicas también se ha investigado el soñar  y se ha tomado al sueño como un material muy importante en el proceso de autoconocimiento y resolución de nuestros conflictos.

Freud, creador del psicoanálisis, fue el primero en desarrollar teorías sobre la interpretación de los sueños y en trabajar con ellos. Él descubrió que en el material de los sueños subyacen emociones no accesibles a la conciencia durante la vigilia. Lo que él propone es que el valor del análisis de los sueños, que se realiza a través de la interpretación,  radica en que es posible acceder al inconsciente a través de sus símbolos. Y que ellos representan la realización de un deseo.

Para Jung en cambio, representan una actividad creativa y también restauradora del equilibrio psíquico del ser humano. Su análisis se hace a través de la asociación libre, con el objeto de amplificar los significados ocultos en estos símbolos.

Para Fritz Perls, creador de la Terapia Gestalt, los sueños tienen un papel fundamental en el trabajo hacia la integración y la maduración.  Perls  dice que son mensajes existenciales. ¿A qué se refiere  al decir esto?

Cuando nuestra conciencia está relajada mientras dormimos, creamos historias y situaciones de lo más increíbles y absurdas, difíciles o imposibles de entender con nuestra lógica racional.

Los sueños son nuestra propia creación. Todo lo que está en ellos ha sido “colocado” ahí por nosotros. Esto significa que son una forma de “proyección”. La proyección es un mecanismo del yo por el cual “ponemos” afuera todo aquello que nos pertenece, pero que no reconocemos como propio. Aspectos desterrados, alienados de nuestro sí mismo.

En el caso de los sueños estas imágenes son representaciones de nuestras proyecciones. Por lo tanto, cada elemento que está configurando nuestro sueño es una partecita nuestra, un aspecto del yo  que está siendo representada de esa manera tan particular y que al develarla cobra sentido.

¿Cómo se trabajan los sueños en Terapia Gestalt? En forma vivencial. De una manera no-interpretativa. Esto significa que no los desciframos hablando o pensando acerca de ellos.

Trabajar en forma vivencial es meterse en el sueño. Es volver a vivirlo aquí y ahora. Como cualquier otro proceso terapéutico, en la Gestalt el estar presente aquí y ahora es organísmico. Por lo tanto el cuerpo cumple un papel fundamental en este trabajo.

A través de la identificación (y actuación) con los elementos presentes en el sueño, logramos recuperar e inclusive amplificar, todos los sentimientos, sensaciones, palabras presentes en el mismo. Y de ese modo decodificar el mensaje.

Este mensaje presente es de nosotros a nosotros mismos. Por lo que el único que tiene derecho a darle significado es el consultante (soñante).

Qué tipos de mensajes son estos?  Existenciales. Mensajes que nos dicen cómo estamos parados en nuestra existencia. Que nos indican en qué parte nos hemos quedado atascados en nuestros conflictos, que nos dan respuestas a muchas de nuestras preguntas más importantes acerca de las cosas que nos suceden. También nos traen modos de resolver, nuevas alternativas de afrontar  lo que hasta ahora no hemos podido o sabido hacer.

A través de este modo de trabajar, aquello que nos parece lejano y absurdo o incomprensible, se vuelve familiar y propio. A veces hemos estado tanto tiempo desconociéndonos en algunos aspectos, que es muy sanador  cuando descubrimos de este modo, que somos mucho más que aquello que creemos acerca de nosotros. Por esto el trabajar con sueños es muy transformador. Porque somos nosotros mismos quienes traemos  nuestros propios tesoros escondidos a la superficie.

En Gestalt los sueños se pueden trabajar en forma individual o grupal. El papel del facilitador es el de acompañar al consultante a “meterse” en su sueño y ayudarlo a que encuentre sus propios significados. Suele ser un trabajo muy revelador. Nos sorprendemos cuando llegamos a captar el significado de sueños por demás absurdos. No importa cuanto recordamos del sueño. Basta a veces con una palabra o una sola imagen.

Si nos tomáramos la tarea de registrar nuestros sueños a medida que los vamos trabajando, podemos llegar a ver la evolución de nuestro proceso a lo largo del tiempo.

Para aquellos que no recuerdan sus sueños, hay maneras que ayudan poco a poco a ir recuperando esta capacidad y enriquecerse con sus mensajes.

Para terminar, creo que la actitud en la terapia Gestalt, es dejar la respuesta de porqué soñamos a quienes se interesan e investigan aquellos sucesos que  revelan las causas de las cosas. Mientras, aquí y ahora el ocuparnos del para qué, nos ayuda a darle sentido a nuestra propia existencia, a través de nuestra experiencia como autoridad.

primi sui motori con e-max

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios (2)

  • Invitado - Amparo

    Me gustaría aprender a realizar este analisis de los sueños, cómo podría hacerlo? Saludos desde La Paz.

    hace cerca de 3 años
  • Hola Amparo, este análisis se hace en forma vivencial. Esto significa que, como digo en el artículo, es algo más que hablar acerca del sueño. Es lo que en gestalt llamamos "un trabajo", ya que es necesario que el consultante (soñante), acompañado por un profesional, vuelva a vivir su sueño, mediante una técnica teatral que consiste en identificarse con los elementos del sueño y actuar lo soñado.
    Aquí en Buenos Aires comienzo a realizar encuentros grupales de 4 horas de duración, el día 14 de marzo, que realizaré con una frecuencia mensual. No sé cuales son tus posibilidades.
    Puedes buscar en tu Ciudad también un lugar en donde se realicen grupos dedicados a la exploración de sueños con Enfoque Gestalt, o una terapia individual con éste enfoque.
    Muchas gracias por comunicarte. Si deseas más información puedes escribirme a: clr.claudiafenzel@yahoo.com.ar
    CLAUDIA FENZEL - COUNSELOR GESTALTISTA

    hace cerca de 3 años
 

Ser Felices

Biblioteca

Especialidades

Terapias Complementarias

Espacio Espiritual

Redes Sociales