Menu
RSS

Un Angel te necesita

rezarA un joven, un ángel se le hizo presente y le ofreció contestarle cualquier duda que tuviera. El joven, en su incredulidad, temeroso y algo desconfiado finalmente se atrevió a preguntar:

Explícame, te lo suplico, ¿por qué vivimos confundidos, sin tener la certeza de estar haciendo lo que debemos hacer?, ¿por qué dudamos tanto de lo que hemos hecho y nos asalta un sentimiento de culpa y frustración?, ¿por qué tantos jóvenes se extravían y viven como si no tuvieran un futuro que conquistar?

Hazme entender; te lo ruego, ¿por qué existen tantos seres humanos insensibles al sufrimiento y abandono de otros seres iguales que ellos?, ¿me podrías decir la razón de por qué existen depravados y asesinos que se dedican a saquear a la humanidad, y sin detenerse, día a día ingenian medios más crueles y mortíferos, y en una carrera sin final, desean lograr en sus vidas la mayor destrucción posible, como si los crímenes que ya han cometido no les fueran suficientes?

Y el ángel le contestó:

Para que descubras si estás haciendo lo adecuado, te propongo primero definir qué deseas lograr en la vida, para que tengas la certeza de que el camino que has elegido es el correcto.

La culpa y la frustración que experimentas es ya un avance importante, pues has despertado a tu mejor juez interno: Tu Conciencia.

En cuanto a los jóvenes extraviados, se perdieron porque nunca nadie les mostró una estrella.

De los asesinos y depravados te diré: Son el resultado de la marginación moral, que es la más peligrosa, porque, al igual que tú, fueron niños también, pero desafortunadamente sólo recibieron violencia y degeneración, y nunca tuvieron conocimiento del amor.

Pero permíteme ahora a mí formularte unas preguntas ¿te gustaría colaborar conmigo para repartir estrellas en el corazón de los seres humanos en todo el mundo?, ¿me podrías ayudar con tus manos a entregar caricias y ternura a los niños olvidados? Y en cuanto a los jóvenes, ¿serías mi ayudante para convencerlos de que son la mejor esperanza aquí y ahora para continuar la creación?

Finalmente, amigo mío, te suplico que me ayudes a dar una respuesta a Dios que hoy me envió para tocar tu corazón.

Firma,

Un ángel que te necesita.

Miguel Angel Cornejo


primi sui motori con e-max

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios
 

Ser Felices

Biblioteca

Especialidades

Terapias Complementarias

Espacio Espiritual

Redes Sociales