Menu
RSS

¿Buscas magia? Decide ser feliz

Buscas magia? decide ser felizCuando estamos ansiosos y deprimidos siempre estamos esperando que alguien llegue con una solución mágica que elimine de una vez y para siempre todo nuestro sufrimiento.

Algo que podamos tomarnos y voilà... ¡se esfumen todos nuestros malestares!

En esos momentos, todas esas frases de crecimiento personal o espiritual que escuchamos por doquier, como “el poder está dentro de ti”, “la felicidad depende de ti”, “tú tienes las herramientas dentro de ti para sanarte”, resuenan vacías en nuestro cerebro y hasta casi nos pueden parecer un insulto al pensar que simplemente están menospreciando lo mal que nos sentimos: “cómo pueden decir que las herramientas están dentro de mí…si así fuese desde hace rato ya me hubiese curado, es que creen que me gusta sufrir”… de seguro que más de una vez esta frase ha cruzado por tu cabecita.

Sé que cuando estamos sintiendo todo ese conjunto de síntomas a través de nuestro cuerpo, nos cuesta trabajo entender que el origen de todo nuestro malestar está en la mente. Pero es así. Es como cuando sentimos ese nudo en el estómago porque estamos a punto de presentar un examen, o cuando nuestro corazón se acelera en espera de alguna noticia importante. Nuestra angustia está en nuestra mente, generamos pensamientos a mil revoluciones por minuto acerca de lo que estamos viviendo, pero es nuestro cuerpo el que está proyectando la emoción.  Es decir, nuestra mente está “sufriendo” producto de nuestros pensamientos,  pero es nuestro cuerpo el que lo está manifestando. Esto es lo que en psicología se llaman “trastornos psicosomáticos”. Muchas veces creemos que este término lo aplican los médicos para dar a entender que estamos inventando nuestros síntomas, lo que hace que nuestra frustración se torne aún mayor.

Un trastorno psicosomático es aquel que se origina como producto de una emoción o vivencia muy intensa, la cual seguramente en su momento no pudimos o no supimos procesar y por lo tanto quedó almacenada en algún lugar de nuestra mente inconsciente.

Tal es el caso de los adultos que de niños sufrieron algún tipo de maltrato de parte de sus padres o cualquier otro ser querido. Estos niños al no procesar  de manera correcta lo que estaba ocurriendo, almacenaron todas esas emociones contenidas en su mente inconsciente.  Probablemente estos niños, ya de adultos, sufrirán de dolores de cabeza por decir lo menos y estarán propensos a sufrir de crisis ansiosas y ataques depresivos.  Otro caso es el de la persona que no se siente a gusto en su trabajo, pero piensa que no puede expresar abiertamente su insatisfacción por temor a ser despedido. Esta persona seguramente sufrirá de migrañas, de insomnio y probablemente todas esas emociones contenidas desencadenarán a la larga en trastornos del aparato digestivo y quizás en una crisis depresiva.

No hay forma de evadir esta conexión que existe entre cuerpo y mente, está comprobado científicamente.  La interconexión entre lo que pensamos, nuestras emociones y nuestro funcionamiento físico es un hecho. Tal como lo planteo en mi libro SANAR ES UNA ELECCIÓN, el ser humano es un ser holístico y su bienestar depende de la armonía que exista en esta relación de interdependencia.

Por lo tanto, no hay forma de desaparecer los síntomas que provienen del hecho de sentirnos ansiosos y deprimidos si no identificamos y cambiamos nuestros pensamientos acerca de las circunstancias o eventos que estemos experimentando, o si no quitamos ese tapón que desde hace mucho tiempo está reprimiendo esas emociones que de niño sentimos pero que no supimos procesar. 

primi sui motori con e-max

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios (2)

  • Invitado - Coral

    Querida Glenda,

    Desde hace unos meses atrás te leo a través de tus diferentes redes sociales, me llama mucho la atención tus artículos que publicas y tus mensajes por que desafortunadamente me encuentro en una etapa de mucha depresión por diferentes cambios radicales en mi vida. Sin embargo te puedo compartir que ya estoy recibiendo ayuda profesional con un psiquiatra, pero aún es muy pronto todo lo que viví anteriormente y que me ha llevado a esta situación. Sólo quiero preguntarte algo que me llama mucho la atención que escribes, ¿Es posible vivir siempre con la depresión? Leí que tu la padeciste alrededor de 10 años y me preocupa por que yo tan sólo llevo un año y no he podido superar tal situación!!

    hace cerca de 3 años
  • Gracias por tu comentario Coral!
    Mi experiencia con la depresión fue muy dura al principio porque no tuve la ayuda medica adecuada. También me rehusaba a visitar un psicoterapeuta o a los que iba no me gustaban, pero por supuesto era el miedo de enfrentar mis temores y las situaciones del pasado que estaban ahi afectandome pero que yo no sabia o no quería saber. Por eso hablo mucho en mis artículos acerca de que debemos buscar el origen de nuestra depresión si realmente queremos superarla. Después vinieron otras complicaciones, hasta que entendí que si quería sanar mi depresión tenía que hacer cambios de adentro hacia afuera y no al revés.
    Tu caso no tiene porque ser igual al mío si así tu lo decides. Creo que ya has dado un paso muy importante al ponerte en tratamiento con un psiquiatra. Lo importante aquí es que no abandones y que tengas presente que los medicamentos por si solo ayudan pero no te curan, solo tapan el problema. Te invito a visitar mi blog www.sanaresunaeleccion.blogspot.com y leas el último artículo que subi: "LAS 4 CLAVES PARA SUPERAR LA DEPRESIÓN, te va ayudar mucho.
    Por último por favor ten presente que estas cosas de la mente hay que darles tiempo para sanar, no son de la noche a la mañana, pero si se puede y tu depresión pasará, solo tienes que ver mas allá del síntoma.
    Un abrazo y cuidate mucho!

    hace cerca de 3 años
 

Ser Felices

Biblioteca

Especialidades

Terapias Complementarias

Espacio Espiritual

Redes Sociales