Menu
RSS

Equilibrar las Emociones con Flores de Bach

flores de bach

Con o sin crisis, la vida emocional puede alterarse y aparecen entonces diversos signos de que algo no anda bien: problemas para dormir, sentimientos de inseguridad, incertidumbre, ganas de llorar, angustia...

Por supuesto, hay que consultar al médico pero mientras tanto, podemos recurrir a las medicinas más suaves y eficaces: las de la terapia floral. Busque la que necesita, arme su propia fórmula y siéntase mejor.

Las flores de Bach son preparados en los que las propiedades curativas de flores y plantas están guardadas, mediante un método de la medicina energética que se suele llamar infusión pero dista mucho de hacerse un té.

Partiendo de la premisa de que todo en la naturaleza es y transmite energía en forma de ondas, de vibraciones, este método traslada esa frecuencia - como ondas de radio- al agua donde es sumergida la flor. Para conservar el líquido se utiliza brandy o cognac, que son alcoholes naturales de la vid.

Los remedios florales concentrados se usan para preparar diluciones, que son justamente lo que podemos adquirir en farmacias, dietéticas y locales de medicina natural. Se venden en frascos de 30 ml, y de acuerdo con la cantidad de veces por día que se tome ( entre 4 y 6 es lo más común) puede durar entre 15 y 21 días. Pueden incorporarse hasta 6 o 7 flores en una misma fórmula pero siempre el resultado será más medible si se usan dos o tres flores, y una vez que éstas hacen efecto, se analiza qué emociones han aflorado y se busca una nueva fórmula.

De las 38 flores que integran el sistema creado por el dr. Bach, algunas tratan problemas específicos, de los más comunes hoy en día. En algunos casos se trata de sufrimientos instalados en la mente, otras en los sentimientos y otras en el cuerpo, ya que las flores actúan en los tres planos simultáneamente. Así es que se abarca con un remedio gran cantidad de situaciones. Preste atención y sea sincera en su evaluación, para encontrar lo más eficaz.

Agrimony: Es indicada para la angustia, especialmente cuando se manifiesta como una opresión en el pecho ( una vez descartados problemas cardíacos), o conductas adictivas: alcohol, cigarrillo, café, pastillas, videojuegos que se usan para evadirse.

Aspen: Se utiliza para el temor indefinido, inexplicable, o a cosas sobrenaturales. Su síntoma principal es el temblor. Se aplica en pesadillas, sueños angustiantes, sudoración durante el sueño, temblores en diversos momentos del día y , por supuesto, en los terrores de los chicos.

Cherry Plum: Equilibra aquellas situaciones personales en las que tenemos la sensación angustiosa de perder el control. Es un estado de gran tensión interna, que no puede durar mucho tiempo y causa mucho desgaste. El remedio también se aplica en la enuresis, las conductas compulsivas ( por comer, por pegar; etc) y a los que sufren crisis nerviosas y tiran cosas, o parecen volverse locos.

Se indica, por último, a aquellas personas que estallan en llanto fácilmente o tienen cambios muy bruscos de humor.

Impatiens: Impaciente es la traducción del nombre de esta flor. Se indica cuando no somos capaces de relajarnos, andamos siempre apurados y muy irritables porque los demás no siguen nuestro ritmo. Se indica en contracturas generalizadas y cuando hay problemas para dormir porque seguimos tensionados.

White Chesnut: Este es el remedio de aquellos que tienen pensamientos repetitivos, como un disco rayado, sobre un tema que los obsesiona.

A veces esto se produce debido a un problema particular, y otras es cuestión ya del carácter de la persona, que rumia situaciones ya vividas y no puede dejar descansar su mente.

Esto causa dolor de cabeza, fallas de concentración y distracciones en la vida cotidiana. A menudo es la causa de los problemas para dormir, ya que la persona se va a acostar y comienza a darle vueltas a un problema, desvelándose y angustiándose.

Scleranthus: La característica fundamental de este remedio es tratar todo lo que se presente en forma cíclica: es el remedio base para los trastornos causados por variaciones hormonales del ciclo menstrual, como dolor de cabeza, ansiedad, ganas de llorar o nerviosismo. También para síntomas que comprometan el equilibrio como mareos o vértigos.

Holly: Este es el remedio para los que están enojados. Cuando notamos que nuestro carácter se hace duro, que nos cuesta dulcificar y restarles dramatismo a los problemas de la vida o a las agresiones que a menudo significan vivir en una gran ciudad, por ejemplo, Holly " afloja", abre el corazón, permitiéndonos vivir más relajados y felices.

Elm: Es para las personas que siempre han hecho frente a lo que les trae la vida, el trabajo, etc, pero de pronto se tienen sobrepasados y abrumados. Normalmente son gente perfeccionista, esforzada y valiente, pero todo se les convierte en una montaña imposible de subir. Sienten mucho desgano, cansancio "pegajoso" y tristeza.

Hornbeam: Es para el cansancio físico, pero sobre todo, mental. Bach le decía " el remedio para el lunes por la mañana". Las personas que lo necesitan son las que se sienten incapaces frente a los trabajos normales, les cuesta levantarse y arrancar el día, les parece que no van a poder. Si se sobreponen a la sensación y hacen las cosas, pronto se olvidan de su malestar. Está relacionado directamente con la voluntad.

Wild Rose: Devuelve las ganas de trabajar, la vitalidad, la sensualidad y la creatividad para ser feliz, para florecer aunque haya que luchar por ello. Es una flor de alegría. Se indica a las personas que han perdido el interés por lo que siempre les atraía y la vida cotidiana, nada los pone contentos. Es un regenerador poderoso en casos de convalescencia y debilidad física.

Olive: Su frase típica es "no doy más". Es justamente el remedio de los que han dado toda la energía que tenían, debido a esfuerzos intensos y prolongados, y se encuentran agotadísimos. Lo que hace esta flor, que es la del olivo, es despertar en el cuerpo todos los mecanismos que recuperan la energía perdida. Se utiliza en surmenages y agotamientos profundos para acelerar la recuperación pero no para evitar el descanso, que siempre es imprescindible en un estado Olive.

Clematis: A quienes necesitan este remedio les aquejan distracciones frecuentes, fallas de concentración, somnolencia; les cuesta despertarse. Se les indica esta flor que conecta con lo terrenal, lo cotidiano y concreto. También quienes son muy sensibles a los ruidos y luces fuertes, o sufren lipotimias ( desmayos) pueden beneficiarse.

Clematis no sirve para disminuir la necesidad real de dormir, sino aquella que puede surgir por evadirse de la realidad.

Mimulus: Es la flor del miedo, que puede ser un estado pasajero, como producto de una situación estresante en particular, o también permanente. Hay personas miedosas que viven inhibidas, inquietas y con su sensibilidad a flor de piel.

No quieren estar solos, les cuesta enfrentarse a los riesgos de la vida cotidiana, reaccionan excesivamente a los cambios climáticos, los ruidos repentinos y los gritos.

Los asustan la pobreza, la enfermedad, las pérdidas y buscan protección.

Remedio de Rescate (también conocido como Rescue Remedy): Está compuesto por cinco remedios que ya vienen juntos: Star of Bethelem ( para estados de shock), Rock Rose ( para el pánico y las parálisis por nervios), Cherry Plum, Clematis e Impatiens. Se aconseja para todos los shocks, emociones fuertes y situaciones de crisis agudas, como malas noticias, accidentes, robos, etc. Relaja, mejora la conciencia de sí mismo, y la recuperación.

primi sui motori con e-max

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios (1)

  • Invitado - gabriela

    Muy interesante!!!el artículo. Flores de bach, me fascina. Cordiales saludos

    hace cerca de 3 años
 

Ser Felices

Biblioteca

Especialidades

Terapias Complementarias

Espacio Espiritual

Redes Sociales