Menu
RSS

Nadie nace sabiendo ser un buen padre

Ser buen padreNadie nace sabiendo ser padre. Mi padre siempre me decía… “mientras vos estas aprendiendo a ser hija, yo estoy aprendiendo a ser padre”. Y hoy que soy madre pienso más que nunca, cuanta razón tenía. Y es así. De repente nace nuestro primer hijo, y ahí estamos… siendo padres.

Y no hay manuales, ni universidades que nos enseñan, así que no queda otra opción que ir aprendiendo día a día de cada experiencia que se nos presenta en este nuevo rol, por más buscado y esperado que haya sido, de repente tenemos una nueva función y responsabilidad en la vida que quizas ni eramos concientes de lo que significaba.

Pero hay algo que es fundamental y que tendremos que tener en cuenta desde que están en el vientre materno. Todos sabemos que de nosotros depende lo que nuestros hijos sean. Somos los primeros maestros, guías y modelos de sus vidas. Si nosotros llevamos una vida de mucho trabajo y poca vida familiar, estaremos creando seres que entiendan que el orden de las cosas esta primero el trabajo y después la familia. Si para enseñarle algo o ponerles un límite los golpeamos “en nombre del amor y el respeto”, estaremos creando seres que el amor y el respeto se trasmite a los golpes. Ellos serán en la adultez todo lo bueno y lo malo que nosotros les enseñemos en su niñez.

Lo que nosotros trasmitimos y decimos a nuestros hijos de chicos, para ellos es palabra “santa”… que peligro, no? Si nos ponemos a pensar un poco, realmente a veces no somos conscientes de la responsabilidad que tenemos entre manos cuando tenemos un hijo… Es muy fácil de entender este concento. Si cada vez que ellos hacen algo no debido, les decimos “que malo que sos”, y luego les repetimos “malo”, “malo”… ellos les quedara claro lo que para nosotros SON, y definitivamente crearemos adultos malos. Si les decimos “sos un estúpido, te equivocas siempre”, quedémonos tranquilos que sin duda… se sentirán seres estúpidos y se seguirán equivocando siempre.

En cambio si ellos sienten que los valoramos, que nos parecen seres hermosos, y se los decimos, y al cometer errores en vez de condenarlos, les trasmitimos la confianza de saber que ellos podrán cambiar y lograr lo que se propongan, les aseguro que los resultados serán infinitamente mejores. Les propongo que hagamos la prueba. Cambiemos la forma de comunicarnos con ellos. Esta muy bien que nunca perdamos el rol de padres, pero padres que saben trasmitir valores, que no son otros que los que seguramente sentimos por nuestros hijos, pero que depende como se trasmiten, logran un efecto, o el contrario. Recordémosles seguido que siempre estaremos cuando nos necesiten, no importa si cometen errores, nuestro amor a ellos es incondicional, y está bien que así sea. Les aseguro que si todos nos propusiésemos a hacerlo de hoy en adelante, mañana tendríamos una juventud mucho más sana y amorosa.

No intentemos imponerles nuestra ideas, aprendamos a escucharlos, que sepan que los escuchamos, que los respetamos como seres humanos que son, que valoramos sus propuestas y pensamientos. Mirémoslos a los ojos cuando hablemos con ellos. Que sepan que estamos, que nos mueve lo que nos dicen, que es muy importante para nosotros que ellos nos cuenten sobre ellos, que nos importa conocerlos tal cual sienten que quieren ser.

Ocupémonos de mejorar nuestra comunicación con nuestros hijos desde niños. Así como los “mandatos” se aprenden, el amor también se aprende, los valores se aprenden. Hablemos de estos temas con nuestros hijos más seguido, desde chiquitos y veremos cómo formaremos adolescentes muchos más sanos y mejores plantados en la vida.

Hay una publicidad muy fuerte, pero que me parece que supo representar muy bien esta forma de ver nuestro rol de padres. Aquí se las dejo.

 

 Y para los que tengan ganas de escuchar algo de música, hay una canción excelente de Serrat, “Aquellos locos bajitos”, también les dejo aquí el link.

 

 ...y para quienes les gusta Roger Waters (y Pink Floyd), otra muy fuerte y linda. Que la disfruten! (Subtitulada al Español)

primi sui motori con e-max

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios
 

Ser Felices

Biblioteca

Especialidades

Terapias Complementarias

Espacio Espiritual

Redes Sociales