Menu
RSS

5 soluciones sencillas para mejorar tu vida en el trabajo

5 soluciones sencillas para mejorar tu vida laboralSi, de acuerdo, dado los tiempos por los que atravesamos, es cierto que se puede decir que “quien tiene un trabajo, tiene un tesoro”, pero muchas veces, por nuestra actitud ante él, no somos conscientes de ese tesoro,

y lo que es peor, nos anclamos en el sufrimiento y estamos deseando que suene “la campanita” del café o la “alarma” de la salida para vivir de nuevo, ya que sólo entendemos que la vida transcurre fuera de las paredes en las que trabajamos (y estas no tienen por qué ser físicas). Hoy quiero ofrecerte 5 soluciones sencillas para mejorar tu vida en el trabajo. Se trata de ser feliz ¿tan dificil es?

En el trabajo pasas, al menos, 7 u 8 horas al día (si eres autónomo, emprendedor o empresario, o trabajador con un jefe explotahoras, seguramente más) por lo que reenfocar nuestra actitud no nos vendría nada mal.

Sobre los emprendedores y teletrabajadores, dedicaré alguna entrada aparte, pues sé bien de lo que hablo y, en ese caso, algunas ideas mindfulness vienen muy bien para no “perder el norte”.

Hoy, lo que pretendo, es entregarte 5 pequeñas claves que son algo así como diminutas hormiguitas que si las asimilas bien y las vas ensayando cada día, estoy seguro de que te reportarán muy buenos beneficios en tu trabajo.

Quizás no estés a gusto en tu trabajo, o no estés haciendo lo que realmente quieres, pero desde una posición de atención plena, para evitar un sufrimiento que puede dañarte, recomiendo la actitud de aceptación sin resignación…materia, también, de otra entrada en este Blog. La felicidad en el trabajo es también parte de nuestra actitud ante lo que hacemos.

Vayamos con las claves:

1. Entra con la serenidad de un saludo. Esto que parece tan sencillo, es zona de conflicto en muchos centros. Gente que entra vestida de silencio y sale disfrazada de agonía. Ponle una pequeña sonrisa a tu día. No eres independiente. Siempre, pero más hoy, somos interdependientes. Todos y todas necesitamos de todos y de todas. Saludar poniendo tu atención en tu gesto, puede ser el inicio de un nuevo posicionamiento ante tu día y el de los que te rodean.

2. Organiza tu día. Trata de llevar una agenda, unas notas sobre lo que pretendes hacer durante el día, una línea de trabajo, un camino para recorrer desde el aquí y el ahora. Nuestra gestión del tiempo es fundamental para una vida saludable. No abras la puerta al estrés y la ansiedad. Romperás tu natural equilibrio y dejarás abierta la ventana a molestias y enfermedades.

3. Instálate en el aquí y ahora. Al hilo de mi comentario sobre la aceptación sin resignación, tanto si estás feliz con lo que haces, como si tienes ese sufrimiento de no estar convencido o convencida de tu labor y no te llena tu trabajo, si en este preciso instante estás donde estás, es mejor entrar en un proceso de aceptación sin resignación desde el instante presente. Es aquí donde estoy, es aquí donde debo ser feliz sin cerrar la puerta a cambiar. Pero ahora –quiero que lo entiendas bien- en este preciso instante, es aquí donde estás. Por lo tanto, anclarse en el instante presente es reafirmar tu pasión por lo que haces, o transformar el sufrimiento en dolor –que no es lo mismo-.

4. Cuida de tu postura corporal. Seguro que pasas el día sentado o sentada, conduciendo, cargando cosas….Te invito a que te des cuenta como pasas todo el día sin estar donde tienes que estar, que no es otro que en el instante presente. Si tomas atención, verás cómo tu cabeza está pensando en no se qué historia, y tu cuerpo anda danzando por otro sitio en modo “piloto automático”. Se suele decir que en la cocina no es el cuchillo el que corta el dedo, sino que son tus pensamientos lo que provocan el accidente, y es que no estar atentos al instante presente, provoca luego malestares físicos. ¿cómo anda tu espalda?, ¿y ese tendón de la mano con el ratón?. Pon atención a tu postura corporal. Escanéate de vez en cuando y retorna al aquí y al ahora. Sé consciente de tu cuerpo.

5. Respira…es gratis Y como última clave, te propongo, al igual que tomar atención a tu posición corporal, hacerlo también con tu respiración. Es el alimento vital y, sin embargo, no le hacemos ni caso salvo cuando nos lleva a extremos de ansiedad. Toma atención sobre ella. No trates de modificarla, sólo observa como es…eso te dará buena información sobre cómo estás.

Para terminar te invito a que te comas varios bocadillos a lo largo de la jornada. Aquí tienes la receta:

-Pan de arriba: Haz 10 respiraciones conscientes

-Relleno: Mueve tu cuerpo con consciencia, acércate a la ventana, mueve los brazos, da una vuelta

-Pan de abajo: Haz otras 10 respiraciones conscientes.

Puedes tomarte todos los que quieras. Son sanísimos y no engordan nada.

primi sui motori con e-max
 

Ser Felices

Biblioteca

Especialidades

Terapias Complementarias

Espacio Espiritual

Redes Sociales