Menu
RSS

Cuando actuamos desde el miedo

actuar-desde-el-miedoEl miedo es uno de las emociones más frecuentes a las cuales nos enfrentamos día a día y que nos provocan malestar. La Real Academia Española define la palabra miedo como “una perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario”.

Entre su consecuencia real se encuentran la huida, el enfrentamiento o paralización.

Si bien el miedo constituye parte de nuestro instinto innato de supervivencia, muchas veces se extiende a tal modo de disminuir nuestra calidad de vida y llevarnos a la infelicidad rechazando lo que esperamos o soñamos. El miedo es natural y normal, todos los sentimos en un momento dado, los problemas surgen cuando este miedo ocasiona patrones de comportamiento que no nos benefician, que no nos enriquecen, no permitiéndonos vivir la vida que deseamos o entablar relaciones interpersonales sanas.

Los estudios indican que un 95% de las cosas a las cuales tenemos miedo no llegan a suceder y de ese 5% restante si sucedieron no fueron tan terribles como se creía que iban a ser. En este sentido es indispensable el cuestionar cada uno de nuestros miedos. Las experiencias y vivencias nos llevan a establecer generalizaciones que en su momento resultan validas pero que con el tiempo carecen de validez, sin embargo con frecuencia no nos detenemos a analizar su veracidad.

Los miedos pueden enfocarse en distintas áreas pero las más comunes (fuera a los relacionados a nuestra supervivencia) son: el miedo a no pertenecer, a no ser amados, a ser descubiertos o a fracasar.

Estos miedos por lo general sino los aceptamos o enfrentamos ocasionan que comencemos actuar en un sentido contraproducente asumiendo ciertas situaciones desde un punto de vista que refuerzan ese temor, provocando a través de actitudes aquello que tanto tememos y generando un círculo vicioso que se constituye en una fuga de energía y entusiasmo necesario para caminar hacia nuestros objetivos y sueños.

¿Cómo actuar desde el miedo? ¿Cómo superarlos?

El camino se traduce en “acción” y esta acción se enfoca en enfrentarlos. El primer paso consiste en aceptarlos como nuestros aliados para crecer como persona y desafiarnos de forma constante. Posteriormente es vital comprenderlos analizar y cuestionar su validez, racionalizarlos no solo en el presente sino establecer donde se originar y descubrir que necesidad se encuentran protegiendo. Un tercer paso es “enfrentarlo”, es importante tomar en cuenta que todos los caminos se recorren paso a paso, probablemente al inicio nos genere algo de angustia pero todo cambio nos orienta a estirarnos un poco más en ese camino de crecimiento, hacia liberarnos de esos fantasmas emocionales que no nos permiten vivir a plenitud.

Tres preguntas son de gran utilidad:

  • ¿Qué miedos te están deteniendo en el camino hacia tus sueños?
  • ¿Qué has dejado pasar por no vencer esos miedos?
  • ¿Cuánto tiempo más estas dispuest@ a esperar para avanzar?

Actuar desde el miedo implica tomar el desafío, seguir el camino aun y a pesar del miedo, implica comenzar a tomar el control de nuestras emociones y orientarnos hacia el logro de nuestros objetivos y  nuestros sueños sobre todo.

primi sui motori con e-max

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios (1)

  • Invitado - Suasana

    Muchas gracias Male! Me pareció muy inspirador. Hoy estoy más dispuesta que nunca a vencer mis miedos y lograr mis objetivos!

    hace cerca de 3 años
 

Ser Felices

Biblioteca

Especialidades

Terapias Complementarias

Espacio Espiritual

Redes Sociales